*Nico Gutiérrez en Valle de las Arenas. Foto: Benjamin Zamora

La escalada en hielo es una disciplina técnica y física en la que se busca escalar grandes
placas de hielo. En Chile, sus inicios se remontan en los 2000, para conocer su historia,
principales rutas y desafíos, conversamos con Nico Gutiérrez, gran exponente nacional de
esta emergente disciplina.
La historia de la escalada en hielo comenzó hace 20 años, cuando se comenzaron a abrir
las primeras rutas en el Embalse del Yeso y las Cascadas del San José. Sin embargo, uno de
los hitos que marcó el inicio de este deporte en Chile, fue la apertura de la emblemática
ruta de hielo fusión “Senda Real” en el valle del Marmolejo por parte de una expedición
austriaca, este hecho llamó la atención por la gran cantidad de cascadas que estaban
inexploradas.
A esta expedición austriaca se suma, Ana Torretta y Cecilia Buil esta cordada de puras
mujeres también abrieron cascadas en la zona central.
Este hecho, también, abrió los ojos de los deportistas chilenos y demostró que en Chile
existe una calidad de hielo extraordinaria.
Yerba Loca es de los sectores más antiguos, este lugar concentró rutas de hielo por mucho
tiempo, aquí grandes exponentes, como Andrés Zegers y Felipe González hicieron sus
primeras exploraciones. Pero, hubo un lapso, bien grande, de tiempo donde no se hicieron
más aperturas de rutas. En ese momento Nico comienza a buscar nuevos sectores en el
Cajón del Maipo y habilita Metro Cúbico, en La Resistencia y La Letoniana en el Valle de las
Arenas donde se puede encontrar dos cascadas una al lado de la otra con 7 rutas, de esta
manera la escalada en hielo comenzó a ser más conocida y ganó muchos adeptos
nacionales.
A pesar de que, en Chile, producto de las temperaturas y de la constante variabilidad de la
isoterma, cuesta que las condiciones, ideales para practicar esta disciplina, se mantengan
por grandes periodos de tiempo, existen lugares emblemáticos donde realizar este
deporte.
Para Nicolas el Sector del Saltos del Olivares es un paraíso, porque aquí puedes encontrar
a lo menos 20 cascadas, algunas con multilargos de hasta 700 metros. Otro gran sector es
el Yeso, con cascadas hasta 400 metros. En el Marmolejo Bajo existen otras 8 cascadas. La
zona central es la mejor zona para escalar en hielo, sin embargo, los lugares son
generalmente lejos, lo que complica el acceso.
Desde el punto de vista de Nicolas, en Chile: “El hielo está alejado y cuesta tener estar
continuamente escalando” pero, esta limitante se transforma en una oportunidad ya que
hay mucho por explorar.
Otro de los problemas que existen en Chile, para escalar en hielo es la falta de información
sobre las rutas y los pocos guías especializados en esta disciplina, además, como

mencionamos anteriormente, las temperaturas variables no permiten que las cascadas
estén largos periodos de tiempo congeladas.
De esta manera, con la finalidad de registrar y llevar a cabo expediciones invernales,
Nicolás en conjunto con Benjamín Camus y Diego Sáez fundan Colectivo Andino. Para
llevar a cabo estas actividades, este grupo genera alianzas con diferentes marcas como
Stanley, Karün y Lippi. El objetivo de estas expediciones es generar un material
audiovisual, que luego es difundido para aportar información sobre líneas de ski, topos de
escalada en hielo y nuevos lugares inexplorados de la Cordillera de los Andes.
Asimismo, nace Patio Vertical un proyecto, para abrir 1000 nuevas rutas en el Sector de Lo
Valdés, sin embargo, esta iniciativa ha tenido problemas con el financiamiento. (Ojo)
La escalada en hielo es una disciplina que no está muy desarrollada en Chile, por diversos
motivos, ya sea el remoto acceso, la temperatura o lo inexplorado de nuestra cordillera.
Pero, estas limitantes son, a su vez, una de las grandes virtudes y oportunidades para que
este deporte crezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.